cisis

¿Cómo puede CISIS detener la progresión del queratocono?

El MyoRing es capaz de detener la progresión del queratocono, puesto que puede absorber las fuerzas intracorneales en su estructura cerrada. Por eso, ya no es necesario el crosslinking. La progresión del queratocono es el resultado de una debilitación biomecánica del tejido. Hay dos posibilidades de fortalecer a la córnea para detener la progresión de la enfermedad.

1. Crosslinking: fortalecimiento de la córnea por endurecer el tejido. En este procedimiento se cambia la estructura del tejido en sí.

2. CISIS/MyoRing: Apoyo mecánico a la córnea mediante el MyoRing sin cambiar el tejido (mire la imagen a continuación). Por su estructura cerrada el MyoRing puede absorber todas las fuerzas que desembocan en la progresión y de esta manera la impide. Los segmentos de los anillos, así como los anillos incompletos (vea imagen a continuación), contrariamente al MyoRing, no pueden parar la progresión de la enfermedad por sus terminaciones (flechas rojas) y porque solamente se produce una separación de las dichas (Daxer A. Biomechanics of Corneal Ring Implants. Cornea 2015; 34: 1493-1498)

Una analogía para poder entender mejor los principios según los cuales funciona el MyoRing es el techo de una habitación, en el que se pone una carga muy pesada desde el piso por arriba. Tan pronto como el techo ya no sorporte la carga, se dobla hacia el interior de la habitación. Es decir, el techo tendría queratocono en este ejemplo. En esta situación hay dos posibilidades de fortalecer al techo de la habitación para impedir que se doble.

Primero, se puede construir el techo de un material más fuerte o, mejor dicho, cambiar el material del techo de tal forma que pueda resistir la carga. En vez de usar madera, por ejemplo, se podría usar hierro. Este procedimiento es la analogía del crosslinking.

Segundo, se puede apoyar al techo mediante una traviesa. De esta manera esta traviesa podría absorber las fuerzas adicionales; es la analogía del MyoRing (CISIS). Una traviesa interrumpida (segmentos de anillo), por supuesto, no podría alcanzar resultados similares.

Un análisis científico del efecto biomecánico (deblitación o fortelacimiento del tejido) de los distintos procedimientos, incluyendo CISIS, da como resultado que CISIS logra fortalecer la córnea el 300% ( Daxer A. Biomechanics of Corneal Ring Implants. Cornea 2015; 34; 1493-1498). Esto significa que aunque una córnea afectada por el queratocono mida tan sólo 400µm, por ejemplo, biomecánicamente se comporta como si midiera 1200µm. Esto es un fortelacimiento significante que permite detener la progresión de la enfermedad. Para poder entenderlo mejor: Una córnea corriente sin queratocono mide, apróximadamente, 550µm y una córnea con queratocono que no ha sido tratada es mucho más delgada.

La ilustración de al lado muestra estos resultados. Se puede ver que los procedimientos de láser (LASIK, PRK, SMILE) debilitan a la córnea porque le quitan algo de su tejido. Los segmentos de los anillos solamente debilitan a la córnea minimamente (por el corte radial hay puntos posiblemente débiles en el alrededor del dicho). Contrariamente a esto, el MyoRing/CISIS fortalece a la córnea el triple y crosslinking el cuádruple. Mientras CISIS puede conseguir una mejora considerable de la agudeza visual, esto no es posible durante crosslinking.

es