cisis

¿Qué tratamientos se ofrecen habitualmente?

 

 

Lentes de contacto

En fases tempranas de la enfermedad el uso de lentes de contacto rígidas todavía proporcionar una función visual satisfactoria. A medidas de que progrese la enfermedad se suele desarrollar una intolerancia a estas lentes de contacto. Por lo demás la córnea se vuelve demasiado empinada y por eso la lente de contacto ya no le queda bien al paciente.

Trasplante de córnea

Cuando ya no se toleran a las lentes de contacto, tradicionalmente, se hace un transplante de córnea como se muestra en la imagen a continuación. La fase de recuperación tras un transplante de córnea dura hasta un año entero, las suturas permanecen dentro de la córnea y hay más secuelas incómodas, tales como, irritaciones de los ojos. Encima los resultados de los transplantes de córnea varian mucho y a menudo son muy insatisfactorios. La razón es que no se puede elegir el material donante según parámetros ópticos o estructurales. Por eso tampoco se puede ajustar el suturar a estos parametros. La variedad de los resultados es muy amplia, es decir, aún después de un transplante de córnea se trata de una córnea bastante irregular que solamente en combinación con una lente de contacto rígida desemboca en una función visual satisfactoria. Otra posibilidad de mejorar la mala agudeza visual tras un transplante de córnea es CISIS/MyoRing. Vea los casos ejemplares.

Crosslinking

Una posibilidad de detener la progresión de la enfermedad es el crosslinking corneal (CXL). Pero CXL no lleva a una rehabilitación visual, sino el cono sigue igual. Por eso, este tratamiento sólo tiene sentido en fases tempranas de la enfermedad cuando se puede aprobar que hay cierta progresión y cuando la agudeza visual todavía es buena. Durante CXL se aplica una suficiente cantidad de riboflavin al tejido corneal que, mediante una radiación UV-A intensa lo fortalece. Para poder recibir el tratamiento CXL, el grosor de la córnea debe ser, como mínimo, 400µm para evitar el daño permanente del endotelio por la susodicha radiación UV intensa. El endotelio se halla en la parte trasera (parte interior) de la córnea. Es muy importante para mantener la transparencia de la córnea. El valor mínimo de 400µm de la córnea se aplica al procediminto llamado “epi.off” durante el que se saca el epitelio antes del tratamiento para que una cantidad suficiente del riboflavin pueda entrar. Esta técnica causa dolores posoperatorios intensos algunos días tras la intervención. La técnica llamada “epi.on” durante la cual el epitelio permanece en la córnea para frenar dolores posoperatorios fue evaluada ineficaz en estudios cualificados. En el último procedimiento la concentración del riboflavin no basta, ya que el epitelio consta una barrera contra el influjo del dicho. Sin embargo una concentración suficiente no sólo se necesita para el fortalecimiento efectivo del tejido corneal mediante la radiación UV, sino que también funciona como protección contra los rayos que podrían dañar el endotelio si no se lo usara.

Segmentos de anillo

También se usan los segmentos de anillos (ICRS), tales como, Keraring, Ferrararing y Intacs como implantes intracorneales para la rehabilitación de la función visual. Estos segmentos pueden conseguir cierta mejora de la agudeza visual en fases tempranas de la enfermedad, pero, dado que tienen terminaciones, predecir los resultados es muy difícil. Por lo demás hay una tasa de complicaciones posoperatorias bastante alta, por ejemplo, extrusiones. Los segmentos de anillo no pueden parar la progresión del queratocono. Por su espectro de efectos limitado y una tasa de complicaciones relativamente alta, hoy día se pueden considerar estos segmentos (ICRS)obsoletos.

CISIS / MyoRing

CISIS con MyoRing(= anillo de visión) es una técnica de tratamiento del queratocono bastante reciente. Esta técnica supara a los problemas particulares de los segmentos de anillo (ICRS) y permite obtener resultados excelentes a largo plazo. CISIS/MyoRing es mínimamente invasivo y sin complicaciones relevantes. Es el único procedimiento que de forma permanente alcanza resultados tan buenos. Ya no se puede usar CISIS cuando el grosor de la córnea es menos de 350µm. En este caso sólo se puede hacer un transplante de córnea.

Comparación de los métodos de tratamiento

El MyoRing no es ningún segmento de anillo (ICRS), sino es una estructura completamente cerrada lo que también afecta a sus aspectos mecánicos. Por eso hay muchas diferencias acerca del porcedimiento en sí, al espectro del tratamiento, a la seguridad y la estabilidad biomecánica de la córnea. Estas  diferencias son relevantes y se las pueden comparar en la tabla por abajo. Los resultados de CISIS/MyoRing son, comparados con los de los otros procedimientos, excelentes. Al mismo tiempo dispone de un alto nivel de seguridad. Vea “ ¿Cómo son los resultados del tratamiento?” y “ ¿Cuáles son las complicaciones posibles?

es