cisis

¿Qué métodos de tratamiento existen?

 

Además de gafas o lentes de contacto existen otros procedimientos más o menos quirúrgicos para modificar la curvatura corneal. Los más extendidos son los tratamientos en los cuales se extrae tejido de la córnea mediante la aplicación de rayos laser, de modo que el radio de la curvatura corneal se modifica de acuerdo con la corrección necesaria.

Córnea después de LASIK

LASIK

Para más detalles sobre el particular consulte el apartado Trasfondo científico del menú. El más frecuente de estos métodos de LASIK es el Queratomileusis in situ asistido por láser. Consiste en crear un colgajo o flap en la córnea. Éste se levanta y se dobla hacia atrás para poder orientar el rayo láser hacia el tejido corneal que queda al descubierto y así proceder a la extracción del tejido (ablated tissue en negro). Una vez realizada la extracción mediante el láser el flap vuelve a su posición original y la geometría corneal modificada por dicha extracción se prolongará, como quien dice, sobre la superficie corneal.

En las personas miopes se extrae más tejido en el centro de la córnea que en la periferia, para conseguir un mayor adelgazamiento corneal. La desventaja de este procedimiento es que el flap ya no crece y deja de contribuir a la estabilidad de la córnea. La consecuencia es el debilitamiento de la estabilidad corneal que puede desembocar en una complicación posoperatoria de carácter severo y larga duración, la llamada ectasia corneal post-LASIK que últimamente ha despertado fuertes controversias sobre todo en EEUU y Japón.

LASEK, PRK

El espesor corneal biomecánico eficaz que aporta una información sobre la estabilidad de la córnea es por lo tanto sustancialmente menor al espesor corneal anatómico. Por eso resulta mucho más segura la extracción mediante laser en la superficie (PRK= Queratectomia fotorefractiva y LASEK = Queratomileusis subepitelial asistido por láser). Si bien estos métodos conllevan también un debilitamiento de la córnea debido a la extracción de tejido para la corrección de las dioptrías, dicho debilitamiento será en este caso mucho menor puesto no se crea colgajo o flap y por lo tanto las complicaciones severas a largo plazo son poco frecuentes. La desventaja de los métodos PRK y LASEK frente al LASIK es que sobre todo en la primera noche después de la intervención los dolores pueden ser intensos. Esto se debe a la trayectoria de los nervios en la córnea.

Phakic IOL

Últimamente se registra un aumento de los implantes de lentes en el interior del ojo (lentes intraoculares fáquicas LIO). En estos casos la corrección de la miopía se realiza no en la córnea sino en el interior del ojo. La desventaja (como se explica detalladamente en el apartado Trasfondo científico del menú) son las posibles complicaciones de carácter severo que se pueden producir a largo plazo. Debido a estas complicaciones a largo plazo como pueden ser las cataratas, el glaucoma, la descompensación corneal etc. este método no debería emplearse o al menos practicarse de forma muy restrictiva. De ninguna manera se debería utilizar en pacientes aún jóvenes, puesto que la probabilidad de que aparezcan complicaciones aumenta con el tiempo de uso de los LIO.

Intercambio de lentes

Otra posibilidad es extraer la lente natural del ojo y reemplazarla por una artificial. Puesto que con ello la capacidad del ojo de ajustar las distancias desaparece y la probabilidad de opacificación del cristalino es mayor cuanta menos edad tenga el paciente, este procedimiento de sustitución de la lente no debería practicarse en pacientes jóvenes (menores de 50 años). Para pacientes de más edad, sin embargo, ésta es una buena posibilidad para corregir de manera operativa errores de refracción severos.

CISIS: la tecnología del anillo de visión

Mecanismo de acción del método CISIS – anillo de visión

 

Mientras que en el tratamiento con láser la extracción del tejido para adelgazar (aplanar) la parte central de la córnea y corregir la miopía es irreversible tejido, en el método CISIS se añade volumen (anillo de visión) a la periferia. Esto obliga a las lamelas de colágeno a realizar un “rodeo” alrededor del anillo de visión, lo cual conduce también a un adelgazamiento de la parte central de la córnea y a una corrección de la miopía, sin que haya que sacrificar tejido. El anillo de visión es, por tanto, completamente reversible. En la imagen, la línea más clara muestra esquemáticame la forma de la córnea antes de la implantación del anillo de visión y la más oscura la forma de la córnea tras dicha implantación. Las dos pequeñas formas redondas muestran la sección del anillo de visión.

 

 

Córnea después de CISIS con anillo de visión

Mediante la construcción de un anillo completo y cerrado con características especiales (duro y flexible, dotado de memoria de forma) se pueden tratar miopías de 1 a 15 dioptrías de manera efectiva, segura y reversible. Puesto que se trata de una corrección biomecánica de la miopía en la cual la geometría corneal ha de ajustarse a nuevo equilibrio en torno al anillo de visión, pueden pasar algunas semanas hasta que el paciente alcance la agudeza visual definitiva, cosa que hay que tomar en cuenta de cara a las circunstancias profesionales.

Dado que el anillo de visión descansa en una córnea cerrada en toda su periferia no hay en este caso, a diferencia de LASIK, debilitamiento alguno de la misma. Como se explica detalladamente en el apartado Trasfondo científico, la bolsa lamelar en la córnea destinada a recibir el anillo de visón es neutra y la incorporación de éste se traduce en una reduplicación de estabilidad biomecánica de la córnea. Mientras que en LASIK el espesor corneal biomecánico efectivo es menor que el anatómico, en el anillo de visión sucede justo lo contrario. El anillo de visión refuerza la córnea hasta tal punto que el espesor corneal mecánico efectivo incluso llega a ser mayor que el anatómico.

 

 

es